España Discovery

martes, 5 de julio de 2011

Las autocaravanas se enchufan a Kobetas



BILBAO. El aparcamiento de Kobetamendi parece que se va incorporando tímidamente a los foros de Internet y a los GPS de los autocaravanistas.
Las cifras de utilización así lo indican. A pesar de que se encuentra algo alejado del casco urbano, aspecto que ya fue criticado en su día por los aficionados vizcainos al autocaravaning, cada día son más los usuarios que se acercan hasta este área de servicio habilitada por el Ayuntamiento de Bilbao. 
Desde que se puso en marcha en junio de 2009, su utilización ha ido aumentando año tras año. Así, por ejemplo, la temporada pasada se registró un incremento de casi un 47% respecto a la anterior. Y para este año las previsiones son mejores ya que la apertura del aparcamiento se adelantó a Semana Santa, unos días en los que "estuvo bastante transitado", según comentan desde el control de acceso al aparcamiento.

"Las vistas son espectaculares". Esta es la opinión que más escuchan los trabajadores de Lantegi Batuak, encargados de la gestión y mantenimiento del parking. "Algunos nos dicen que les ha costado un poco llegar, pero una vez que lo encuentran, todos coinciden en que el sitio está muy bien", señala uno de los vigilantes. El aparcamiento tiene capacidad para albergar 72 autocaravanas. 
El año pasado se contabilizaron 470 entradas de vehículos, 150 más que en 2009. 
En cuanto al número de usuarios, el primer año se registraron 897 y el año pasado, 1.303, eso significa que hubo un aumento del 45,26%. Por la procedencia, el 60% de los usuarios son extranjeros y el 40% restante, del Estado. Y por nacionalidades, franceses e italianos ocupan el primer lugar del ranking, empatados con un 16%, seguidos por los alemanes (14%). En menor medida figuran los usuarios procedentes de Bélgica (5%), Holanda (4%) y Reino Unido (2%).

El aparcamiento dispone, según señalan desde el Ayuntamiento, "de todas las comodidades (aseos, duchas, lavadoras…) para facilitar una estancia agradable y fuera de contratiempos". Cada plaza dispone de una conexión eléctrica y de agua, así como de una zona para el vaciado de las aguas grises y negras. Los vehículos pueden estacionar un máximo de 72 horas y tiene un coste de 15 euros por autocaravana y día. El precio incluye el consumo de agua y electricidad y es totalmente independiente del número de personas que se alojan en cada autocaravana. A pesar de que está atendido las 24 horas del día por personal de Lantegi Batuak, tiene un estricto horario de recepción, que se inicia a las siete y media de la mañana y concluye a las once y media de la noche.

"FILOSOFÍA DE VIDA" El autocaravaning es una forma de hacer turismo que cada vez tiene más adeptos en el Estado, aunque su progresión se ha frenado los últimos años debido a la crisis.
"Comprar una autocaravana supone una fuerte inversión que no está al alcance de todos los bolsillos", señala Jabier Ruiz-Oria, presidente del Caravaning Club Bizkaia. "Y hay que utilizarlo muchas veces para amortizarlo", apostilla. Por eso, el club que preside se mantiene en los 270 socios, "sin apenas incorporaciones" desde hace unos años. "La gente joven no entra por la inversión que se requiere", explica. 
Él se mantiene firme a la "filosofía de vida" que supone viajar en una autocaravana. "A los 8 años comencé a ir de camping con mis padres y ahora, que tengo 64, sigo viajando en autocaravana. Esto te tiene que gustar", dice. Y le sigue gustando. Recientemente ha venido de recorrer Alsacia en autocaravana en compañía de su esposa.

Desde el club que preside también ha visto la evolución que ha habido en el mundo del caravaning. "Primero se empieza por la tienda de campaña, luego se pasa a la caravana y a final se llega a la autocaravana, que aunque es más cara, supone una mayor comodidad a la hora de viajar", explica. En su club, la mayor parte de los socios tiene caravana, aunque "cada vez hay más autocaravanas". 
Unas autocaravanas que rondan, las de primera mano, entre los 60.000 y 80.000 euros. "Hay que utilizarla mucho para amortizarla", insiste. Jabier ya lo ha hecho. En cuanto puede se escapa en busca de nuevos horizontes. 
Desde el Club también promocionan las salidas. Al año organizan unas 20 acampadas, en las que confraternizan y cultivan el campismo. 
La otra alternativa para introducirse en el autocaravaning es el alquiler, aunque en temporada alta no resulta recomendable. En pleno agosto puede salir el día de alquiler entre los 170 y 200 euros, según la categoría y prestaciones del vehículo. Por eso, los autocaravanistas consagrados aconsejan que en un primer momento alquilen el vehículo entre varios amigos o familias. "Si prueban, seguro que repiten", asegura Jabier Ruiz-Oria.
Fuente: http://www.deia.com/2011/07/04/bizkaia/bilbao/las-autocaravanas-se-enchufan-a-kobetas

No hay comentarios:

Publicar un comentario